Existen 3 tipos de SAI, según la tecnología de su diseño:

  • SAI individual.

  • SAI paralelo distribuido (o centralizado).

  • SAI modulares.

Los sistemas SAI, con una eficiencia energética optimizada, garantizan que la demanda de energía se acerque lo más posible a las necesidades reales, y reducen las pérdidas de energía. De hecho, si se aumenta la eficiencia del SAI, éste emitirá menos calor, lo que reducirá las pérdidas de refrigeración y consumo.

Legrand ofrece soluciones de SAI que pueden alcanzar niveles de eficiencia de hasta el 96% (VFI – Voltage Frequency Independent double conversion).

A tener en cuenta