Contexto y Problemas

En la era de la virtualización y la computación en la nube, se espera que el gasto de las empresas en la nube crezca a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 16% de aquí a 2026 (fuente: Wikibon).

Este rápido crecimiento tendrá un gran impacto en el diseño de nuestras salas de servidores, ya que la escalabilidad será vital. De hecho, será esencial que una sala de servidores sea capaz de adaptarse a los requisitos en constante cambio dictados por el crecimiento de los volúmenes de datos.

Por el contrario, la virtualización y la computación en la nube tendrán cada vez menos impacto en el tamaño físico de las salas de servidores. Pero a este fenómeno temporal le seguirá un aumento significativo que hará necesaria la ampliación física de las salas de servidores. El crecimiento masivo de los volúmenes de datos previsto para los próximos años contribuirá a ello de forma considerable.

Flexibilidad necesaria de la sala de servidores

La reducción física temporal del tamaño de las salas de servidores conllevará un aumento de la densidad energética debido al uso de servidores con requisitos de potencia de media y alta densidad. Debido a las necesidades cambiantes en cuanto a número de racks y potencia y a las fluctuaciones que esto implica en términos de refrigeración, es esencial que el diseño de las salas de servidores sea flexible y escalable.

Un enfoque modular

Por lo tanto, la capacidad de una sala de servidores moderna debe poder aumentarse o reducirse con rapidez y facilidad. Por lo tanto, está claro que la construcción de salas de servidores requiere un enfoque modular para dar una respuesta óptima a las necesidades actuales y futuras y a los cambios en el mercado.

Un enfoque modular para la construcción de una sala de servidores implica mucho más que facilitar la adición o eliminación de bastidores: la modularidad también se aplica a la distribución de energía, la fuente de alimentación de reserva, la refrigeración de la red, etc. Esto obliga a adaptar constantemente el consumo de la sala de servidores a las necesidades de la instalación informática.

La ventaja de Legrand

Todas las soluciones de centros de datos del Grupo Legrand están diseñadas según los principios de escalabilidad y flexibilidad.

La Respuesta del Grupo Legrand

El objetivo: un centro de datos modular capaz de responder a las necesidades futuras.

Por ello, Legrand ha desarrollado soluciones específicas para usted, proporcionando una infraestructura escalable a todos los niveles: desde la distribución de energía hasta el alojamiento de datos, pasando por las soluciones de refrigeración.

Estas soluciones le permiten anticiparse a las necesidades, para posibilitar futuras actualizaciones, y aumentar la capacidad del centro de datos para que pueda responder a sus crecientes necesidades, con el fin de optimizar el CAPEX/OPEX.

Hay que tener en cuenta dos conceptos para poder satisfacer las crecientes necesidades de un centro de datos: