Una Oferta Completa Para Los Mercados de Centros de Datos, Comercial, Residencial e Industrial

Legrand ofrece una gama completa de productos y soluciones que funcionan como sistemas adecuados para todos los mercados, incluyendo la distribución de energía, soluciones de refrigeración, fibra óptica, gestión de cables y control de acceso.

El Grupo suministra una gran cantidad de soluciones diseñadas para gestionar la iluminación, la energía, las redes y el acceso en los edificios. El catálogo de Legrand cuenta con una amplia selección de casi 230.000 productos en más de 80 familias de productos.

Una Doble Ambición de Crecimiento Sostenible

Al centrarse en una única actividad principal, el Grupo puede perseguir una doble ambición: reforzar sus posiciones de liderazgo en los mercados de las infraestructuras eléctricas y digitales de los edificios y convertirse en la referencia de los dispositivos eléctricos inteligentes ofreciendo soluciones innovadoras y de alta eficiencia energética que puedan funcionar como sistemas.

Un Grupo Internacional con un Fuerte Potencial de Crecimiento

El Grupo Legrand desarrolla más de la mitad de su actividad en los sectores comercial e industrial. En consonancia con las tendencias mundiales subyacentes, sigue reforzando sus posiciones en mercados prometedores y de rápido crecimiento.

Cifras clave de 2016:

  • € 5.000 millones en ventas

  • 33% de las ventas en nuevos segmentos de negocio

  • cerca del 33% de las ventas en nuevas economías

  • casi el 5% de las ventas dedicadas a I+D

  • instalaciones en 90 países que cubren cerca de 180 países

  • más de 36.000 empleados

La Ventaja del Liderazgo

Legrand opera en un mercado global y ocupa posiciones de liderazgo en mercados como Francia, Italia y Estados Unidos, así como en nuevas economías como Brasil, China, India y Rusia. En 2016, más de dos tercios de las ventas del Grupo procedieron de productos que ocupan el primer o segundo lugar en sus mercados.

Estas fuertes posiciones nacionales dan a Legrand importantes ventajas competitivas, incluyendo la capacidad de:

  • vender productos que se adaptan a la mayoría de los mercados nacionales, donde las prácticas de trabajo de los instaladores y los gustos de los consumidores pueden variar enormemente, y donde los productos, su funcionamiento y su instalación deben cumplir con normas nacionales específicas

  • ofrecer a los clientes casi todos los productos necesarios para una instalación eléctrica -en particular, como sistemas integrados-, desde los paneles de protección de circuitos hasta la conexión de tomas de datos, ayudando así a los clientes a evitar los costes, los riesgos y los retrasos asociados a la compra de productos a diferentes proveedores

  • aprovechar sus sólidas posiciones de liderazgo para seguir desarrollando sus relaciones con distribuidores, instaladores y prescriptores