Los dos nuevos patios de carga en Fontibón y Usme construidos por Enel-X, cuentan con una completa infraestructura eléctrica, que va desde los transformadores hasta la conexión de cada uno de los puntos de carga.

La movilidad eléctrica en Colombia es una realidad y en Bogotá se viene trabajando para su masificación dentro del sistema de transporte público de la ciudad. En este sentido, la empresa Transmilenio tiene dentro de sus planes de renovación de vehículos, la habilitación de 1.485 buses eléctricos para el Sistema Integrado de Transporte Público, conocido como SITP.

Para lograr este objetivo, Transmilenio viene incrementando gradualmente la flota y de acuerdo con sus proyecciones, para finales de 2021 la ciudad contará con alrededor de 870 buses de este tipo en operación. En este sentido, Transmilenio adjudicó a la empresa Bogotá ZE, que hace parte de la línea de negocios Enel-X, de Enel-Codensa, la entrega de la flota de buses eléctricos, así como la construcción de los correspondientes patios de carga. Recientemente Enel anunció que proveerá al SITP una flota de 401 buses eléctricos adicionales, para seguir en la consecución de la meta trazada por Transmilenio.Here

Los patios de carga son lugares ubicados estratégicamente en diferentes zonas de la ciudad y sus alrededores, cuya función es proveer puntos de carga eléctrica para los buses del sistema de transporte integrado de la ciudad. Dentro de este gran proyecto se destaca la participación de Legrand como proveedor de la infraestructura eléctrica de los patios ubicados en Fontibón y Usme, respectivamente.

Enel-X adjudicó a la empresa Nacional de Eléctricos toda la implementación de la infraestructura en los dos patios mencionados. Esta compañía es socio de negocios de Legrand en Colombia, y tuvo el acompañamiento por parte del equipo de proyectos para diseño de una solución lo más integrada posible, que incluyó transformadores de media tensión, tableros de baja tensión, electrobarras y puntos de carga, así como las protecciones eléctricas necesarias.

“Este es un proyecto en el que Legrand provee una solución completa que va desde la subestación hasta el cargador que alimenta cada vehículo. Contamos con todos los productos de infraestructura eléctrica necesarios para ofrecer un sistema integrado, este es un gran diferencial versus otros proyectos similares que utilizan diversas marcas para armar la solución. Además, contamos con personal certificado y asesoría local de profesionales expertos, para garantizar el éxito de la implementación”, explica Michael Camacho Ingeniero de Proyectos de Legrand en Colombia.

Para el patio de carga de Fontibón, que tiene un área de más de 22 mil metros cuadrados, se instalaron alrededor de una docena de transformadores de diferentes capacidades, 302 metros de electrobarras SCP 1600 de 3200A y 4000A, así como tableros de baja tensión y 100 puntos de carga. Toda esta infraestructura brinda una potencia de 10 Megavatios, comparable con la requerida por un centro comercial.

Por su parte, el patio de Usme que entró en operación recientemente se instaló una docena de transformadores, 454 metros de electrobarras SCP 1600 de 3200A y 4000A, al igual que los tableros de baja tensión y demás elementos que garantizan el correcto funcionamiento de los 100 puntos de carga para los vehículos. En este patio se alcanza una potencia de 12 Megavatios.

“Como compañía nos sentimos muy satisfechos porque integramos diferentes productos de nuestros portafolios, con gran flexibilidad en el diseño y una excelente ejecución durante la implementación, gracias a nuestra planta de producción local fue posible responder con facilidad a necesidades particulares que se presentaron en el diseño del proyecto”, explica Michael Camacho.

La transición del transporte público masivo de Bogotá hacia los buses eléctricos contribuye con la meta del país de contar con más de 60 mil vehículos, tanto públicos como particulares, alimentados con electricidad para finales de esta década. También posiciona a Bogotá como una de las ciudades con la flota más grande de buses eléctricos de América Latina.

“Hemos puesto el conocimiento y la experiencia del Grupo Enel en Colombia consolidada en una propuesta que nos va a permitir proveer a Bogotá, un servicio eficiente y de calidad, sumándonos como aliados estratégicos en este momento histórico que vive la ciudad y que la convierte en una de las principales capitales eléctricas de Latinoamérica, lo que representa beneficios en materia de movilidad, medio ambiente y calidad del aire para los ciudadanos”, explicó Lucio Rubio Díaz, director de Enel en Colombia, en su comunicación oficial sobre la nueva adjudicación.

Legrand en Colombia participa en proyectos de infraestructura eléctrica y de comunicaciones en todos los sectores de la economía, y con su presencia y fabricación local reafirma su compromiso constante con el crecimiento del país, incluso en estos momentos de mayor dificultad. El uso de energía eléctrica para los vehículos es una oportunidad más, para que el Grupo Legrand pueda apoyar con su amplia experiencia en este campo, no sólo con el desarrollo y fabricación de equipos sino con la transferencia de conocimiento de su talento humano local e internacional, que siempre pone a disposición de sus clientes.

Proyectos de solución integral para los nuevos buses eléctricos del SITP