Hace menos de dos décadas, los vehículos eléctricos se vislumbraban como una lejana posibilidad para reemplazar a los actuales, que son impulsados por motores que utilizan combustibles basados en hidrocarburos. No obstante, en los últimos 10 años el desarrollo de esta tecnología se aceleró y su cobertura en el mundo crece año tras año. Actualmente, las mayores ventas de vehículos eléctricos se registran en Estados Unidos, China, Japón y el continente europeo, esta última región fue precisamente la pionera en el uso de este tipo de vehículos.

La inminente escasez de combustibles tales como el ACPM o la gasolina en unos años, sumada al ya conocido daño que estos producen al medio ambiente y la eficiencia en las energías renovables, son las principales razones por las cuales los vehículos eléctricos se han convertido en la mejor alternativa para el futuro de la movilidad.

Los automóviles eléctricos no usan motores de combustión, y con ello también prescinden de muchas de las partes mecánicas, para la transmisión de la potencia a las ruedas. Todo esto es reemplazado por dos o más motores eléctricos, que obtienen su potencia por medio de un conjunto de baterías, que se recargan fácilmente mediante conexión a una toma eléctrica, en puntos de carga desarrollados para tal fin.

Legrand, siendo una de las compañías más grandes del mundo en soluciones para infraestructura eléctrica y de comunicaciones, no podía estar ajena a este cambio de paradigma, y por ello su participación ha sido activa y constante en el desarrollo de la infraestructura necesaria para llevar a los vehículos eléctricos a todas partes del mundo.

El sistema Green’UP de Legrand, presentado por la compañía hace ya algunos años, es una solución para la carga de vehículos eléctricos económica, segura y fácil de instalar, que puede implementarse en un amplio rango de entornos residenciales o comerciales.

“Estas soluciones de Legrand ya son utilizadas en regiones como Europa y Estados Unidos, en las cuales existe una amplia variedad de soluciones para vehículos eléctricos, que pueden ser aplicables en un país como Colombia”, afirma Cristian Cometa.

En Colombia, comenzaron a darse los primeros pasos para la adopción de los vehículos eléctricos, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. En 2014, el Gobierno de Colombia comenzó a trabajar en la incorporación y legalización de los vehículos eléctricos. Con esto, busca implementar la estrategia de Crecimiento Verde establecida en el Plan Nacional de Desarrollo y lograr cumplir con la meta voluntaria de reducción de Gases Efecto Invernadero (GEI) la cual se aproxima a una disminución del 20% y fue establecida en el Acuerdo de París.

En 2017, el gobierno estableció una amnistía arancelaria del 0% para la importación de vehículos eléctricos y 5% para híbridos. Con este beneficio, según datos de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), se espera que ingresen al país unos 14 mil vehículos amigables con el medio ambiente. Según datos de la misma entidad, en el país hay más de 2.000 automóviles de este tipo de los cuales el 67% corresponde a modelos eléctricos y un 33% a híbridos.

Uno de los temas que preocupa es la poca infraestructura existente para la recarga. Oliverio Enrique García, presidente de Andemos, expresó en entrevista concedida a la revista Dinero manifestó que se debe diseñar toda la infraestructura de carga, en zonas residenciales, parqueaderos y centros comerciales. Además de ello, también debe trabajarse en conjunto en la capacitación y educación de esta nueva tecnología.

Dentro de este contexto, Legrand en Colombia aporta con su experiencia y soluciones para la creación de dicha infraestructura. “Contamos con terminales de carga dirigidas al uso residencial, las cuales son aptas para usar en los parqueaderos residenciales, edificios, oficinas y estacionamientos públicos, este es el foco al que queremos llegar tanto en la parte residencial como institucional”, explica el ingeniero Cristian Cometa. “Estas estaciones fueron diseñadas con altos estándares de seguridad y además tienen una gran eficiencia para ofrecer tiempos de carga menores”.

En la medida en que el mercado requiera, Legrand en Colombia traerá al país su completa oferta para este sector dentro de la que se incluye tomas en estándares diferentes: tipo 1, tipo 2 y tipo 3 especial; con las que cubren necesidades particulares de fabricantes establecidos como Mitsubishi, Renault, entre otros, ya que cada uno cuenta con un diseño y capacidad de carga especial.